Páginas

viernes, 11 de agosto de 2017

Reseña interruptus: Un hombre enamorado, de Karl Ove Knausgård

Título original: Min Kamp. Andre bok

Idioma original: Noruego
Traducción: Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo
Año de publicación: 2009
Valoración: De psiquiátrico

Borrador de "Mi lucha", by KoldOve Knausgard:
Esta mañana me he levantado a las 7:30, con unas ganas irreprimibles de mear. He ido al baño y he vuelto a la cama. Como me aburría, he intentado arrimar cebolleta. Desgraciadamente, me han rechazado, así que he tenido que ir al baño y hacerme un paja. Me he limpiado con papel higiénico rosa con ositos. Después, he dudado entre subir al monte y coger la bici. He optado por pedalear y he tirado para la zona de Villaverde de Trucios (nota mental, incluir algún hecho de hace 25 años que me pasara en Villaverde) y me han salido 90 kilómetros muy agradables, con bonitos paisajes y las buenas sensaciones (dedicarle 150 páginas, llenándolas de más paja y más pajas). 

A que os importa entre poco y nada? Pues lo mismo que a mi todo lo que cuenta Karl YOve Knausgard. Pese a todo, he llegado hasta la página 354 (más de la mitad de libro!), pero ya no puedo más. Tanto yo, yo, yo, yo... Tanta nada, nada, nada, nada...

Mucho he aguantado. Podría haberlo dejado en la página 70, después de una apasionante narración de Karl YOve sobre la fiesta de cumpleaños a la que ha de llevar a su hija. Pero he seguido, en espera de algo (así, en general), pensando que toda esa nada conduciría a algún sitio, que 630 páginas (solo de este segundo tomo) han de decir algo.

Pero no. No conduce a nada, no transmite nada, no me llega. Sé que hay gente que idolatra a Karl YOve (hola Marc, hola Mónica), pero no es mi caso.

Personalmente, me aburre, me deja indiferente y, por momentos, me cabrea tanto yo, tanta mi lucha, tanto vacío, tanta ausencia de tensión narrativa, tanta aridez. No sé qué quiere contarnos Karl YOve, dónde quiere llegar. Quiero pensar que se trata de un ejercicio de autoexorcismo, de expulsión de demonios interiores y tal, pero no alcanzo a verlo. De hecho, la mayor parte del tiempo me parece un ejercicio de autoafirmación exento de ironía, falto de autocrítica, además de aburrido y hueco.

Como no quiero crear cismas entre la miembros del blog (ni entre nuestros followers), admitiré que quizá estemos ante un genio incomprendido, de esos que en su época genera tanto amor como odio. Quizá, aunque no lo creo (igual estoy equivocado). Eso sí, lo que no admitiré son las comparaciones con Proust. Por ahí no paso.

29 comentarios:

  1. Te felicito por abandonar el libro. Los libros (como el sábado) se hicieron para el hombre, y no el hombre para los libros. Además, la vida es muy corta y hay tantos libros buenos por ahí... Ya has besado al sapo y no se convirtió en príncipe: prueba con otro. Y aunque fuera un buen libro, ¿qué pasa si no es bueno para ti? No debemos, en fin, permitir que un mal libro nos arruine unas vacaciones.

    Sandra Suárez

    ResponderEliminar
  2. El primer párrafo me ha encantado jajjjaaja
    Discrepo moderadamente, pero gran reseña de todos modos. Espero que no haya una guerra de los afines a Ove y sus detractores ahora.

    Oriol.

    ResponderEliminar
  3. Hola KoldOve(r) ;-)
    Aunque ya es más que conocida nuestra discrepancia respecto al autor, reconozco que me ha gustado tu reseña y me he reído mucho con el primer párrafo. Veo que has captado bien la esencia de la literatura knausgardiana :-)
    Como apunta Oriol, no crearemos ninguna guerra (o "lucha", en términos de Karl Ove) en el blog, ni entre lectores ni entre compañeros ya que en ese caso ya la hubiéramos creado hace tiempo, o no me habríais admitido en ULAD ya que creo que soy el único que lo defiende,
    Como indica Sandra en el primer comentario, el libro no encaja contigo (o al revés, que más da). Gracias sinceras por intentarlo y por ceder algo de tiempo a esta recomendación personal (que supongo que se debe también a que me pongo pesado a veces).
    Abrazos
    Marc

    ResponderEliminar
  4. Reconozco que no le acabo de coger el punto a KOK. Ojo que, por momentos, "La muerte del padre" me gustó, pero con "Un hombre enamorado" no he podido. En cualquier caso, se espera contrarreseña!
    Abrazos a tutti!

    ResponderEliminar
  5. Gran reseña Koldo. A lo mejor si KOK fuese más breve no sería tan malo el resultado....

    ResponderEliminar
  6. Koldo toma la bandera antiKOK, bravo! Esta controversia mola! Y encima da pie a reseñas tan divertidas como esta. Ánimo chicos, a por el siguiente tomo (si lo hay)

    ResponderEliminar
  7. Buena reseña. Y que buenos comentarios, el primero me encanta Zumo de poesía, con la de sapos que nos quieren hacer tragar para que cómerlos nosotras mismas. Desde luego si el libro tuviese menos de 300 páginas por decir algo, se podría intentar finiquitar pero 5 o 6 tochos de 600 páginas son mucho papel, ¿no?. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Divertidísima reseña! Felicitaciones, Koldo! Envidio tu desparpajo!

    Gracias a ustedes supe de la existencia de este buen hombre KOK. Gracias a vuestras reseñas he decidido no gastar un solo minuto de mi tiempo leyendo un párrafo suyo. Sin embargo, es pertinente la pregunta: será este hombre un genio incomprendido, como Van Gogh o Kennedy Toole? Dentro de cien años, habrá millones de fieles devotos de este genio y su obra?

    Preguntas cuya respuesta no conozco.

    ResponderEliminar
  9. Hola Puma. Interesare cuestion. Creo que lo que escriba después de esta hexalogía dirá si es un genio o se trata de un acierto (para algunos). La reseña que hice en "Tiene que llover" difiere de lo comentado por Koldo, por si gustas contrastar opiniones ;-)
    Saludos y gracias por comentar!
    Marc

    ResponderEliminar
  10. Un escritor puede escribir sobre la falta de interés de la vida, pero no puede hacerlo en una novela falte de interés.

    P.D. Me he reído mucho con tus aventuras en Villaverde de Trucios.

    ResponderEliminar
  11. Precioso enclave cántabro en Bizkaia, por cierto, y preciosa y bastante olvidada comarca (la de las Encartaciones). Metida mi cuñita pro-terruño, hablemos de KOK... Será cuestión de probar, aunque en el blog, en general, no genere demasiado entusiasmo. Eso sí, tirad de biblioteca (por si acaso).
    Gracias a todos por comentar

    ResponderEliminar
  12. Hola, Koldo (y a todos) Por circunstancias de esas que todos pasamos, no estoy en mis mejores días, así que agradezco mucho que me hagan reir. Tu reseña me ha divertido mucho, lo de arrimar cebolleta ha sido lo más, je je.
    En cuanto al tema que ha ido surgiendo de si es un genio incomprendido o no..no puedo opinar, no le he leído. Pero sí sé que hay algunos de esos "intocables", que se suponen en la cima de la creación intelectual que no me gustan. Ya he comprobado que decir, por ejemplo, frases como "no me gusta el cine de Tarantino" puede desatar la furia de una caterva airada, empeñada en buscar en mi educación y en mi pasado dónde está el error. Ante eso, que me parece una soberana estupidez, he creado una serie de respuestas que siempre uso. Algunas son : "es que soy muy bruta", "no te preocupes, soy de cine de Barrio", o "ya lo decía mi padre, te pagamos los estudios y cada dia más bruta"
    En fin, gracias de nuevo por hacer un trabajo variado, ameno y alejado de la pedantería .
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Concuerdo con Lupita en que algo genial de este blog, además de sus constantes publicaciones (deleite de adictos como yo), es la humildad y desparpajo de sus reseñadores. Fomenta la sana desmitificación del crítico literario "objetivo, poseedor de la Verdad Absoluta y con un criterio por encima del resto de mortales", tan necesaria. Aunque a veces me gusta la contundencia y convicción que esgrimen algunos de estos Intelectuales.

    Oriol.

    ResponderEliminar
  14. Yo tampoco pude con este señor. Sin interés alguno. Leí el primero y entendí que no era para mí. Me sorprende que exista tanto entusiasmo, no soy capaz de explicármelo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Fantástica reseña. Sin pretensiones, transmitiendo la sensación que se recibe de la lectura. Sincera, frontal, lúdica. A la mierda solemnidad y academicismo. Eso me pareció el libro y eso explico.

    ResponderEliminar
  16. Completamente de acuerdo, me leí este libro del autor y punto... tiene mérito todo lo que vende o en Noruega se aburren muchísimo.

    ResponderEliminar
  17. Felicidades a todos los que entrais a hacerle la pelota al critico de la novela, casualidad a ninguno le ha gustado y peloteando al critico...excelente criterio de cada uno, pelotas y mas pelotas, si hubiera dicho que era un libro excelente entrarian los mismos diciendo lo bueno de la reseña y que estan de acuerdo....Viva el criterio individual de cada uno!!!!...

    ResponderEliminar
  18. Hombre, Sergito29, es que:
    1. Es una gran reseña (hostia, que la he hecho yo!). Es una grandísima reseña!
    2. Tenemos localizados a la gente que comenta, por lo que quien pone algo negativo recibe en su dormitorio una cabeza de caballo recién rebanada.

    Ya en serio, me sorprende esta cierta "unanimidad". Pensaba que KOK tenía hordas de fans.

    En fin, gracias todos por comentar

    ResponderEliminar
  19. Era un decir, todo de buen rollo...saludos

    ResponderEliminar
  20. Hola Segito29. Lamentablemente creo que los seguidores de KOK no se encuentran, al menos mayoritariamente, entre los lectores de ULAD. Más que hacerle la pelota a Koldo, que puede que se lo merezca por la reseña, es que criticar a KOK gusta. De hecho yo publiqué el el blog la reseña de "Tiene que llover" y, aunque esperaba críticas (que las hubo), también esperaba que los seguidores del autor aparecieran en su defensa (más teniendo en cuenta la valoración que le hice). De todos modos, contra gustos… y justamente la disparidad de criterios fue lo que trajo más debate, más que el libro en sí.
    En cualquier caso, bienvenidos sean los debates porque no sólo nos hacen reflexionar sobre las obras, sino también sobre nosotros mismos y en qué nos basamos para valorar un libro o despellejarlo.
    Saludos
    Marc
    PD: Koldo, estoy pensando en hacer un reintento con Proust para compensar tu reseña… es broma ;-)

    ResponderEliminar
  21. No pensaba leer a este escritor, y despúes de la reseña...
    Demasiada literatura vacía e intrascendente.
    Recomiendo otro escritor nórdico, el Bukowski finlandes, "Pentti Saarikoski - Carta a mi mujer" (Nórdica).

    Saludos

    David.

    ResponderEliminar
  22. Ya sé que se ha quedado atrás este tema, pero lo quería compartir. He leído esta definición de KOK. Es la señora noruega que se apunta a un club de lectura para torturar a sus compañeros con sus escritos insufribles. A una señora cualquiera de este tipo de 50 pags le soportan 2, a KOk varias dosis larguísimas, váyase a saber si por su salvaje atractivo o por qué.Más o menos venía a decir eso. Como me ha hecho gracia lo comparto. Saludos

    ResponderEliminar
  23. Por cierto: a mí sí me gustó el primer tomo. No me hizo saltar, pero no me importó su insistencia en hacernos saber de su vida, o quizás pueda decirse que (odio ese concepto) la "toleré" mejor. El enorme problema es que no me veo siguiendo con cinco tomos más y me gustaría consultar a los Knausgardólogos si es posible acceder a un volumen tres o cuatro sin haber deglutido el dos o el tres, si uno no se pierde detalles. Porque entonces la apuesta de Anagrama tiene épicos tintes de suicidio comercial (por ahí he leído que las ventas están siendo menguantes conforme avanza la publicación).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco me disgustó a mi el primero de los libros, aunque me pareció algo irregular. Pero este... uf, demasiado para el cuerpo! Y pensar que quedan 4...

      Eliminar
  24. Hola Francesc. Como knausgardólogo confeso, me siento interpelado por lo que intentaré dar respuesta a tu pregunta. Normalmente Knausgard utilixa saltos temporales, no únicamente entre libros sino también en un mismo volumen. Este recurso lo emplea siempre, aunque no abusa nunca de él al centrarse en un par de épocas distintas por volumen, aproximadamente. Dicho esto, para mí el orden debería empezar por el primero (para ver el tono de la novela y de donde le viene el carácter a Karl Ove, siempre importante), pero luego ya es más indiferente. Sí aconsejaría que el volumen cuarto y quinto se leyeran respetando el orden pues son los únicos que cronológicamente van ligados (uno empieza donde termina el anterior, aproximadamente). Probablemente el más diferente sea el sexto porque parece que mezcla temas (habla durante nompocas páginas de Hitler, por ejemplo).
    Respecto a las ventas, entiendo que sea como indicas, Francesc, pero le veo bastante sentido a que así sea. Considerando que se trata de una obra en varios volúmenes, aunque puedan leerse en distinto orden es probable que quien se aventure a ello lo haga de forma ordenada por lo que siempre el primer volumen tendrá más ventas que el segundo, el segundo que el tercero y así sucesivamente pues es normal que de uno a otro pierda lectores (y no que los gane, siempre pensando que se empezaría por el primero). Lo explicaría de esta forma, si entiendo bien tu pregunta.
    Espero haber dado respuesta, pero en caso contrario, aquí me tenéis para hablar de ello ;-)
    Y cuento también con que el resto de knausgardólogos (que los debe haber, aunque aparezcan menos) aporten su visión al tema.
    Abrazos
    Marc

    ResponderEliminar
  25. Hola de nuevo. Codirijo con unos amigos un club de lectura y me suele tocar a mí seleccionar una o varias lecturas. Como está tan de moda este tipo de literatura de "autoficción", me gustaría que me dieráis algún consejo,sin ser KOK, más que nada por la extensión. Tengo tiempo para mirarlo, asi que iré leyendo y me fío de vuestro criterio, o de los lectores.
    Gracias

    ResponderEliminar
  26. Yo soy un gran abandonador de libros y nada rebuscado en mis gustos, pero confieso que a excepción del libro reseñado, los he leído seguidos sin comprender porqué. No sé. No sé si es una tomadura de pelo o literatura de verdad.

    ResponderEliminar
  27. Hola.

    Leí La muerte del padre y acabo de terminar Un hombre enamorado. Creo que el secreto de todo el yo yo yo de Knausgard está al final del segundo libro, cuando cuenta que no le gusta la ficción, no puede con ella, y decide ponerse a escribir sobre sí mismo sin grandes pretensiones y casi sin autoedición. Así empieza a escribir La muerte del padre, casi como un ejercicio que, por lo pronto, parece no llevar a ningún lado. Por supuesto, la inmensa mayoría de detalles que incluye son ficción, porque nadie puede tener una memoria capaz de retener lo que vestía, comía, bebía y decía hace 20 años. Son su forma de adornar el recuerdo que tampoco es seguro que haya sucedido tal como nos lo cuenta. Al final, es casi un diario, algo que debería ser muy personal pero que se ha transformado en un éxito y por eso ha llegado a nuestras manos.

    Supongo que lo que me gusta es el nivel de identificación que siento con la personalidad del autor, más que de con historia. Y ya que empecé, terminaré toda Mi lucha, a ver si el todo puede más que cada una de sus partes.

    Como no había leído a Proust, estoy alternando la lectura con los tomos de En busca del tiempo perdido. Parece que lo que pueda tener Knausgard de proustiano se limita únicamente a entretejer los recuerdos para tratar de ampliar el universo de la narración, pero hay que decir que el nivel literario del francés es muy superior. La hermosura del lenguaje, la rigurosidad y hasta el humor de Proust resultan inimaginables para Knausgard.

    Eso. Saludos.

    ResponderEliminar