domingo, 3 de septiembre de 2017

E.L. Doctorow: La gran marcha

Título Original: The March
Idioma original: Inglés
Traducción: Isabel Ferrer y Carlos Milla
Año de publicación: 2005
Valoración: Muy recomendable

Segunda incursión particular en el universo Doctorow y segundo repaso a la historia de los Estados Unidos de América. Si en "Cómo todo acabó y volvió a empezar" la acción se situaba en la conquista del Oeste, en "La gran marcha" se sitúa en las postrimerías de la Guerra Civil; más concretamente, en la marcha hacia el mar que el general Sherman emprendió en 1864, atravesando los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte. Durante esa marcha, debido a la táctica casi de "tierra quemada" que empleó el ejercito de la Unión, grandes contingentes de personas se unieron a la misma: esclavos recién liberados, damas sureñas que escapaban con los pocos objetos de valor que podían rescatar, aventureros, desertores, etc.

Y lo que podría ser una novela histórica al uso, en la manos de Doctorow se convierte en un fresco en el que conviven personajes de ficción con personajes históricos, como el propio general Sherman, Lee, Grant o el presidente Lincoln.

En una primera parte de la novela se presenta a los diferentes personajes a los que seguiremos en su particular marcha. Con cuatro pinceladas Doctorow nos dice quienes son y de dónde vienen. No le hace falta más. Más adelante, los personajes de ficción y los personajes históricos se suceden, sus vidas se ven entrelazadas y el fresco se va completando.

Salvando las distancias, la novela me ha recordado a esos cuadros de la escuela flamenca en los que hay un montón de figuras y escenas que por sí solas podrían ser cuadros independientes, pero que alcanzan todo su significado en el conjunto.

Como principales virtudes de la novela destacaría, más que su valor "histórico", su visión de conjunto y su ritmo. Tenemos aproximadamente diez personajes principales, que nos ofrecen su peculiar visión del mundo y de la guerra, sus ganas (o no) de sobrevivir, de seguir adelante. Y todo ello de una forma entretenida, ágil, sin demorarse innecesariamente en las escenas bélicas, que podrían dar lugar a páginas llenas de descripciones y demás pero entorpecerían la narración.

Y es que la guerra es el contexto, obviamente fundamental en la obra, pero se trata, en mi opinión, de una muy buena novela de personajes.

También de E.L. Doctorow en ULAD: Cómo todo acabó y volvió a empezarHomer y LangleyBilly BathgateTodo el tiempo del mundo

3 comentarios:

Sol Elarien dijo...

Es la novela que más me gusta de Doctorow (un gran escritor en mi opinión, lástima de Nobel), siempre he creído que su fuerte es la psicología de los personajes, pero en este caso me parece que se luce y, sin entrar en descripciones de batallas, sino a través de las historias personales de cada uno, cuenta la historia del final de la guerra de Secesión y hace que todo resulte más cercano. El médico es tremendo.
Besos.

Koldo CF dijo...

Pues sí, Sol. Coincido contigo en que es muy buen libro. Y tengo en la montaña de pendientes "Ragtime", del que me han hablado muy muy bien.

Gracias por comentar y un saludo!

Sol Elarien dijo...

Ragtime es estupendo. Besos.